Camino al Éxito

Camino al Éxito

La Actitud y El Potencial

 

 LA ACTITUD

Si usted tiene talento, inteligencia, educación, conocimiento, oportunidades y una firme ética de trabajo, pero le falta la actitud correcta, nunca disfrutará del viaje al éxito.

Las decisiones que ha tomado han sido el resultado de su actitud. Su actitud determina sus acciones y sus acciones determinan sus logros.

La persona que usted es y el lugar que ocupa hoy, son el resultado de su actitud frente a las circunstancias. Mientras mejor sea su actitud, más lejos llegará. Su actitud establece la diferencia entre el éxito y el fracaso.

La mayoría de las personas con malas actitudes normalmente señalan circunstancias externas para explicar su problema. Pero usted no puede culpar a nada ni a nadie por su actitud, esa responsabilidad es solo suya. Una buena actitud le permite creer en usted mismo y ver la vida con esperanza.

 Su actitud no está basada en

 Las circunstancias: Quizás no pueda controlar lo que le ocurre, pero usted es completamente responsable por la reacción ante lo que le ocurre. Tal vez no pueda cambiar las demás cosas, pero definitivamente puede hacer que su actitud sea más positiva.

 Las limitaciones: Todos enfrentamos limitaciones de alguna especie: falta de talento, limitaciones de dinero, pocas oportunidades, apariencia, etc. Pero usted y yo necesitamos aprender a vivir con ellas. Las limitaciones no son obstáculos, son oportunidades de superación. Son señales que dirigen su viaje al éxito y retos por superar. Una buena actitud le permite ver oportunidades constantemente, le permite ver soluciones en vez de problemas, le permite ser optimista en lugar de pesimista, le ayuda a ser responsable en lugar de irresponsable, le ayuda a ser persistente, tenaz, innovador y una persona con iniciativa, además, le permite aprovechar mejor el tiempo. La diferencia no está en lo que usted tiene, está en lo que hace con lo que tiene, y esto depende totalmente de su actitud.

 Las otras personas: Nadie sino usted es responsable de las decisiones que toma. Una buena actitud le permite trabajar con otras personas aunque sean muy diferentes a usted y le permite darse a otros con libertad.

 La crianza: El pasado ya se fue y está fuera de su control. Usted es responsable de no dejar que lo controle en el presente. Lo que usted hace hoy determina quién será mañana. Uno de los descubrimientos más grandes que puede hacer es que puede cambiar. No importa dónde estaba ayer o cuán negativas hayan sido sus actitudes en el pasado, puede ser más positivo hoy. Si espera lo peor, eso recibirá. Si espera lo mejor, aun cuando tropiece con circunstancias negativas, puede hacer lo mejor de ello y seguir adelante.

 Como mantener una buena actitud:

Valore su presente: Cuando usted presta atención a lo que está ocurriendo en el momento y trata de tener una actitud positiva al respecto, se da la oportunidad de vivirlo intensamente, aprovecha las oportunidades al máximo y se abre a todas las posibilidades que contiene el presente.

  Tome acción para cambiar su actitud: Si espera hasta tener ganas para tratar de cambiar de actitud, nunca cambiará.  Usted tiene que actuar para producir el cambio.

 Mantenga un buen sentido del humor: Ría con las personas, ría con lo que ocurre y celebre en grande.

 Asóciese con gente positiva: El pasar tiempo con gente positiva le ayuda a ver las cosas desde una mejor perspectiva. Henry Ford decía: “Mi mejor amigo es el que me hace mostrar lo mejor de mí”.

 EL POTENCIAL

Henry Ford expresó: “No hay hombre viviente que no pueda hacer más de lo que piensa que puede”.

Tenemos un potencial poco desarrollado, y muy pocos son los que procuran alcanzarlo. ¿Por qué? Porque no creemos en nosotros, porque nos menospreciamos, porque tratamos de imitar, porque dejamos que quienes nos rodean decidan nuestra agenda en la vida. Como resultado, poco nos dedicamos realmente a descubrirnos como personas y a desarrollar un objetivo propio en la vida. Para desarrollar nuestro potencial no podemos hacer muchas cosas, debemos enfocarnos.

 

     Principios que lo pondrán en el camino para cultivar y maximizar su potencial:

 Concéntrese en una meta principal: Nadie ha desarrollado su potencial dividiéndose en múltiples direcciones distintas. Alcanzar su potencial requiere enfoque. Al enfocarnos, concentramos nuestro esfuerzo, ingenio y creatividad. Obtenemos mayor realización y avanzamos significativamente. Evitamos el sufrimiento de la confusión y el andar a la deriva. La mayoría de nuestro enfoque proviene de nuestros sueños, de aquello que anhelamos y planeamos, eso que le pedimos a Dios que podamos hacer antes de morir.

 Concéntrese en un mejoramiento continuo: Mejorar es conocerme mejor, desarrollar mis habilidades y destrezas, diseñar una mejor forma de hacerlo, innovar un proceso, aprender de los demás. Debemos recordar que excelencia es mejoramiento continuo.

 Suelte el pasadoSuelte lo que ha quedado atrás, lo que ya no es y no existe. El pasado solo debe ser fuente de enseñanza e inspiración. El presente es lo único que tenemos y debe ser aprovechado al máximo. No idealice la juventud, ame su presente. No añore lo que un día tuvo, aprecie lo que tiene. No viva del amor que un día le otorgaron, ame a quien le rodea. Valore el presente y concéntrese en el futuro. El futuro es para ser anticipado y anhelado. Quien no sueña con un mejor mañana comienza a morir.

 Beneficie a otros: Al caminar por la vida en la búsqueda de quién soy y en la realización de mis proyectos, voy dejando una marca en quienes me rodean. Es lo que hago por los demás lo que determina mi verdadera herencia a la humanidad. Al pasar los años, no será importante el color de mi primer auto, ni el nombre del banco donde invertí mis ahorros, serán importantes los recuerdos que dejé en las personas que me rodearon. Por eso, siembre semillas que beneficien a otros. Henry Ford sostuvo que “la mayoría piensa del éxito en función de recibir. El éxito, sin embargo, comienza con dar”. Douglas M. Larson añadió: “Existimos temporalmente a través de lo que recibimos, pero vivimos eternamente a través de lo que damos”. Las personas verdaderamente exitosas levantan a los demás, no se sienten amenazadas cuando otros tienen más éxito y avanzan a un nivel más elevado.

 

Author: expresiondevida

Share This Post On

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *