Conflicto de hermanos

Conflictos entre hermanos

Claves para ayudar a tus hijos

La rivalidad entre los hermanos y hermanas es tan antigua como Isaac e Ismael, José y sus hermanos o Esaú y Jacob, puede ser tan injusto como Cenicienta y sus hermanastras o tan mortal como Caín y Abel.

Los padres de familia deben saber una gran realidad, y es que los conflictos entre hermanos son inevitables y deben prepararse primero para poder ayudar a sus hijos y prepararlos para aprender a controlase en situaciones de enojo o a lo que ellos llaman “injusticia”.

También habrá momentos en que como  padres, tendremos que distinguir entre una situación que requiere nuestra intervención y una que podemos dejar que aprendan a manejarla por ellos mismos. Así como habrá ocasiones que tengamos que intervenir en defensa de alguno  de los hijos sin afectar al otro, todo en un entorno de familia.

Te presento algunos consejos que a mí me han funcionado para resolver conflictos entre mis hijos:

  1. Respeto mutuo: Enséñales a respetarse uno al otro, no permitas los insultos entre ellos. Las palabras tienen un profundo impacto y más entre los niños o jóvenes y pueden herir y lastimar seriamente y alguna palabra que quizás para nosotros no sea importante, para ellos signifique mucho. Enséñales a que por cada mala palabra tienen que decir dos positivas al ofendido y disculparse, esto les enseña el respeto y valorarse mutuamente, e impedimos que se forme un hábito de comunicación negativa.

 

  1. Nunca tengas favoritismo: Al igual que los insultos, el tener favoritismos por alguno de tus hijos sea el chiquito, o la niña, o el niño, o el que sea. Es dañino a su autoestima, ya que por sí mismos no creen tener el suficiente valor ante los ojos de los padres para ser reconocido al igual que sus hermanos. Reconozca y alague las habilidades de cada uno de ellos y no esperes que sean iguales. Fomenta sus logros sin compararlos con el de algún otro hermano o algún niño que conozcan. Cada uno de tus hijos, sean muchos o uno solo, son únicos y especiales regalos que Dios te ha encomendado.

 

  1. Enséñales manejo de emociones; No niegues y reprimas los sentimientos y emoción de tus hijos; enséñales a expresarlos de una manera correcta. Te acuerdas de la historia de José y sus hermanos, y las consecuencias de los celos y rencor contra José. Si tú ves a tu hijo con celos o envidia,  primero has una reflexión si esto tiene que ver con una actitud propiciada por ti, así como Jacob propicio los celos y rencor de sus hijos hacia José. Después ayuda a tu hijo a identificar sus emociones y la causa de ese sentimiento, esto le dará herramientas para que en el futuro pueda lidiar con estos sentimientos y no los guarde en su corazón.

 

  1. No ignores el buen comportamiento. Es muy común que pongamos atención cuando hay mal comportamiento de nuestros hijos, pero es necesario reforzar el buen comportamiento de los niños, cuando juegan amablemente o hacen actividades armoniosas o simplemente tuvo un buen día. Pero asegúrate de darle la atención necesaria y destacar las cualidades de cada uno de tus hijos.

 

  1. Exprésale afecto a tu hijo por lo que es, no por lo que hace. Cuando un niño se siente aceptado solo por lo que hace, sentirá la necesidad de siempre estar probando su aceptación a los padres. Es mejor mostrarle aceptación y cariño por los talentos que Dios le ha dado y de esta manera los niños forman su autoestima y aprenden a respetarse ellos mismos y a los demás.

 

  1. Los niños aprenden de usted. Sus hijos aprenden del ejemplo de los mayores, principalmente de los padres, así que analice su comportamiento hacia los demás, si está constantemente pelando o resuelve de una manera tranquila sus diferencias. Al revisar su propia conducta usted se puede preparar  mejor  para mostrarle a sus hijos como resolver de la mejor manera sus situaciones y conflictos con los demás.

 

Finalmente sabemos que los conflictos entre hermanos son normales hasta cierto punto y son un proceso normal en que los niños aprenden a resolver conflictos preparándose para el futuro y su relación con el mundo real, solo nos queda el prepararlos lo mejor y aprovechar cualquier conflicto para una enseñanza positiva.

 

 

 

 

Author: expresiondevida

Share This Post On

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *