Mentiroso, Mentiroso

Mentiroso, Mentiroso

Recuerdo que desde pequeño mis padres me enseñaron que las mentiras eran malas y no había que decirlas, y yo como un niño común solía acudir a su uso para salir de algún problema en el que me hubiera metido, y aunque me esforzaba en no usarlas, de repente me encontraba otra vez en ellas y mi gran excusa para el su uso era – si mis padres las usan y me dicen que no lo haga ¿Por qué obedecerles?

El uso de las mentiras

Las mentiras son un recurso que se aprende a usar desde niños cuando aún nuestro juicio de lo que está bien y lo que está mal no ha sido desarrollado del todo bien, se usan para obtener lo que uno quiere, para salir de algún problema en el que nos hemos metido chico o grande, quizás para hacernos quedar bien ante otras personas o para obtener un beneficio de algún tipo. En todos los casos una mentira es omitir la verdad, sea una calumnia, un falso testimonio o una promesa que no intentas cumplir,  aun una media verdad  es una mentira completa

¿Qué tiene de mal decir alguna mentira?

Algunos les ponen diferentes valores y etiquetas a las mentiras tales como: Mentirilla, mentira inocente o mentira piadosa. Pero la verdad es que cuando un niño crece y nunca deja de usar las mentiras, estas se vuelven parte de tu vida cotidiana, al grado de envolver a una persona y depender del uso continuo de ellas para seguir con su vida, hasta poner en riesgo todo lo que les rodea como trabajo, amigos, familia y su propia salud mental como es el trastorno psicológico llamado mitomanía. Las mentiras siempre van en escalada y una vez suelta una mentira generalmente te lleva al uso de otras más que la apoyen pensando que – una mentira dicha mil veces se vuelve verdad- El hecho es que solo han dicho mil mentiras que te han atrapado más.

Aunque en la sociedad es mal vista  una persona que miente, la gran mayoría de las personas las usan, desde políticos hasta gente que pide una ayuda económica por las calles. Es por esto que la única fuente moral que nos puede dar luz e información sobre el uso de mentiras es la Biblia que dice, “El Señor aborrece a los de labios mentirosos, pero se complace en los que actúan con lealtad” (Proverbios 12:22) y aun cita el uso de mentiras entre las personas; “Dejen de mentirse unos a otros” (Colosenses 3:9).

La única forma en que uno puede liberarse del lazo de las mentiras es a través de la verdad, Jesucristo dijo, “Y conocerán la verdad, y la verdad los hará libres.” (Juan 8:32). ¿Qué quiere decir esto? Que existe realmente una cautividad a las mentiras así como a muchas otras conductas incorrectas de las que podemos liberarnos y salir del círculo destructivo en el que muchos se encuentran atrapados en un mundo de mentira y falsedad. Y ¿Cuál es esta verdad que nos libera? Jesucristo también dijo:  ” Yo soy el camino, la verdad y la vida” (Juan 14:6 )  Y es solo a través de una relación personal con Jesucristo que una persona entra en la verdad y se es verdaderamente libre.

 

 

Author: expresiondevida

Share This Post On

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *